Decorar con cuadros un salón nórdico.

Los cuadros son el accesorio decorativo por excelencia de paredes. Como un lienzo en blanco que nos ofrecen un mundo de posibilidades. Algo tan sencillo como los cuadros pueden dar un toque personal haciendo de una estancia un lugar único. Sólo hace falta un poco de creatividad donde el color es la base más importante fotografías, collages, o cualquier elemento hará que cambie por completo una decoración. Hay que tener en cuenta una serie de puntos:

1.Disposición de estos según la forma y tamaño, la manera más fácil para colocarlos es de forma geométrica. En cambio, si son desiguales, es mejor colocarlos con uno en su centro y el resto ir extendiendolos según vayan quedando mejor.

2-Escoger el marco adecuado, en cuanto a color y forma. Los blancos y colores claros siempre aportarán mayor amplitud, mientras que los oscuros otorgan más seriedad.

3. Incluir otros elementos como letras, cartles y objetos vintage. Decorando de una manera temática.

4. Presentarlo antes de su colocación  en el suelo para ver el resultado y evitar agujeros no deseados. Y ahora, adelante!!!!¡a darle rienda suelta a tu imaginación. Inspírate!!!


Interioreschic01
Interioreschic02

Interioreschic03

Interioreschic04

Interioreschic05

Interioreschic06

Interioreschic07

Interioreschic08

Interioreschic09

Interioreschic10

Interioreschic11

Interioreschic12

Interioreschic13Interioreschic14

Interioreschic15

(Visited 33 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.