Decorar una habitación pequeña de bebé.

Debemos de comenzar porque color es el más apropiado y siempre en una habitación pequeña debemos escoger tonalidades claras, ellos son los aliados: blancos, pasteles, arenas, grises suaves… cuanto más claras mejor. Es la base para ampliar visualmente la estancia; debemos olvidar todos aquellos colores oscuros y intensos. Para dar sensación de mayor altura lo mejor es que pintemos el techo en blanco, de esta manera aumentaremos la sensación de profundidad.

En cuanto a los suelos lo mejor es escoger una madera clara y si es posible un acabado pulido ya que reflefará más la cantidad de luz y nos aportará más luminosidad.

El mobiliario y complementos decorativos deben ser colocados en las justas medidas con las que disponemos aprovechando al máximo las zonas muertas y sin sobrecargarlas. Las estanterías las puedes integrar  pintandolas en las mismas tonalidades que el resto de las paredes. Las córtinas, estores… cuanto más traslúcidas mejor,  para que pase perfectamente la luz. La confección cuanto más sencilla mejor para evitar recargar el ambiente.

Aquí os dejo un claro ejemplo de lo que se busca cuando una estancia es pequeña, tonalidades claras, maderas claras …Inspirate!!!

 

 

 

 

 

 

photography by Project Nursery

 

(Visited 49 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.