Decoración nórdica para un salón&cocina en tonos perlados.

Los tonos perlados para una decoración elegante. Podemos crear ambientes totalmente distintos, sólo tenemos que saber escogerlos. Las paredes en grises son un ejemplo como color versátil el cual  podemos utilizar en diversas estancias. Mucho interioristas hacen referencia al gris como el nuevo color básico de moda.

Siempre que vayáis a decantaros por un color para vuestras vivienda os recomiendo que investiguéis un poco sobre lo que transmite ese determinado color. Lo que os ayudará para seleccionar la tonalidad perfecta según la estancia. En el caso las tonalidades perladas aportan legancia, lujo y tranquilidad. El gris es un color neutro que lo asocian con la imparcialidad y la independencia. Otra gran ventaja de las tonalidades grises es que podemos emplearlos en cualquier habitación ya que es un color neutro.

Crea  espacios distintos con tonalidades grises.

Gracias a la neutralidad de las tonalidades grises podemos crear ambientes muy variados, esta es una gran cualidad del gris. Pero OJO!!!! debemos saber usar este color porque mal empleado puede resultar un color frío para nuestra vivienda. De lo contrario, si lo utilizamos bien conseguiremos unos espacios sofisticados y Chic, como es el caso de este apartamento nórdico. Por ello hoy os voy a dejar algunos trucos para sacarle el mayor rendimiento a los grises:

  • En un dormitorio podemos usar las tonalidades grises combinándolos con complementos en tonos pastel. Con esta unión creamos un espacio romántico y relajante. Añadir complementos amarillos nos puede dar un resultado fresco y divertido. Igualmente con verde para crear un espacio relajante y natural.
  • En un salón las tonalidades en gris claro aportan luminosidad y vida.
  • En un baño podemos conseguir darle un toque de luz usando los grises para los textiles y un azul claro en las paredes. El tono azul se emplea mucho en baños porque nos transmite limpieza y además aporta luz. Pero si el cuarto de baño es grande os podéis atrever con un azul más turquesa o azul Klein, para darle un poco de personalidad a la estancia.

Como ya hemos dicho,  los grises nos ayudan a concentrarnos, esta cualidad podemos aprovecharla para los estudios o una zona de trabajo. Mi sugerencia es decorar vuestra estancia con diferentes tonos de grises o con algún color neutro como pueden ser el blanco o el beige. Como podéis comprobar el gris se adapta muy bien a cualquier estancia por muy diferentes que sean. Inspírate!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vía

(Visited 63 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.